Cartas a tu YO de hace 10 años

Los invito a enviarle una carta a su yo de hace 10 años, diganle cualquier cosa, desde un simple consejo hasta un testamento, no hay un texto minimo ni maximo establecido, lo corto o extenso de la carta es decisión individual.

Tampoco tiene porque ser solo tristezas, el proposito de esto no es exhibir nuestros peores momentos, sino darnos la oportunidad de mirar al pasado y lograr reflexionar al respecto.

Sin compromisos de nada, quien guste participar puede enviarme su carta al correo sydbarret27@gmail.com o avisarme donde recoger el escrito.

Sin prisas... gracias!

Share/Bookmark

¡Te pillé!

2 comments


¡Te pillé!


Sabía que tarde o temprano volverías a pasar por aquí y que, revolviendo la cajonera, entre la ropa interior de tu madre, encontrarías esta nota.

¿Para qué esconderla más?

Por cierto, el amor de tu vida, el hermano de tu padre, no va a mover ni un dedo por ti. Pero eso tú ya lo sabes, no tienes un pelo de tonta. Cara de mosquita muerta sí o de no haber roto nunca un plato, también. Pero tonta, no.

Así que, ¿de qué sirve poner tanto empeño en tirarlo todo por la borda? Hablo de tu futuro, de su matrimonio, de la familia, sobre todo de esto último, de tu familia.

Tienes apenas 16 años, un cuerpo bonito, sensual, que no haces ningún amago por ocultar, y que te reportará, te lo garantizo, placer y satisfacción a manos llenas.

Mas no con él. Y no apuestes nada de lo que aún no tienes porque se esfumaría sin tan siquiera olerlo.

¿No te vasta con acorralarlo a solas en el gabinete? ¿Con mortificarlo a base de lascivas miradas, que dejarían secos a todos los niñatos de tu clase, y que tú ensayas con él haya o no más gente delante?

¿No hacen mella en ti ni los sudores fríos que padece gracias a tu compañía, ni aquella palidez tan suya cada vez que su imaginación enfermiza le castiga al mostrarle lo que podría encontrar desabrochando tu blusa o bajo tus pantalones?

Y, aún con todo eso, existe una vocecilla dentro de ti, casi ridícula, que te susurra lo que tú no quieres, de ningún modo, asumir. Que el hermano de tu padre nunca se rendirá a la tentación de tu carne. Según tú, por cobardía; según su irrevocable postura, por fidelidad santona al apellido familiar.

Y seguirás jugando con él, haciendo de los años venideros un suplicio de dimensiones cósmicas, desoyendo los consejos maternos y poniendo en jaque la autoridad paternal.

Hasta que a los 20, sí nena, a los 20, ¡pues no te queda nada que pasar!, tu primo Marc se encapriche de ti la noche de San Juan, después de beber mucho, y quiera bombearte cm3 de testosterona por el orto en el dormitorio de tus tíos.

Serán una suerte su embriaguez y los celos de su padre, la víctima principal de toda esta historia, pues conseguirás en apenas unos minutos la confesión más importante que te harán mientras vivas.

Te quiero, te dirá, no puedo vivir sin ti.

Y por fin besarás sus labios carnosos, te arrancarás el vestido de batista, y le entregarás la flor del pecado que has estado reservando, sólo para él, en tu vulva de mujer.

Y, a la semana siguiente, te largarás a Barcelona. Porque no se volverá a repetir, te lo ha dicho él, y su decisión es inapelable. Nunca más volveréis a follar.

Así que, ¿para qué seguir allí, con los tuyos?

En Barcelona te acogerá una niña divina, perderás la poca vergüenza que te quede y disfrutarás hasta el fondo cada cama, cada playa, cada barra de bar donde decidas abrirte de piernas.

A poco de acabar el 2011, cuando regreses a casa por Navidad, y vuelvas a verle y una mano tonta de las tuyas roce por casualidad su siempre generoso paquete, descubrirás estas cuatro letras y te reirás de todo nuevamente. Cerrarás el cajón y saldrás a comerte lo que se te ponga por delante, como siempre has hecho.

¡Moni, no cambies nunca!

2 comments

uncerdocabrón : 3 de enero de 2012, 1:29

ay Moni, Moni,

Ellisto : 2 de julio de 2012, 12:21

Eso si que es visión de futuro y lo demás son tonterías

HOME | ABOUT

Copyright © 2011 Exposydción | Powered by BLOGGER | Template by 54BLOGGER